Soy viento, soy canción

Un día me di cuenta que sin querer, de tanto querer alcanzarte, tanto me moví, que me transformé en viento. Cambié mi identidad: soy movimiento.

Un día me di cuenta que sin querer, de tanto querer tocarte, tantos sonidos busqué que me hice canción, que me hizo llorar, que me hizo aprender y que ya no duele cantar.

Un día me di cuenta que quien quise ser para alcanzarte no era yo, que estaba perdido, pero que me empecé a encontrar, que estoy en el camino de vuelta y que llevo flores nuevas para mi jardín.

Un día me di cuenta, gracias a vos, que tengo nuevos poderes y que ahora soy parte del aire: puedo ser huracán y melodía que contagia. Si me venís a buscar, ya no voy a estar. Estaré soplando lejos, levantando polvo en otros caminos, estaré pasando por otras bocas.

Y un día me di cuenta, que fue tonto pensar que no podía vivir sin vos, cuando en realidad con el único que no puedo vivir es sin mí. Ahora además de lo que era, soy viento, soy canción: voy a soplar y voy a cantar, porque volví, porque aprendí y porque evolucioné.

 

FIN

 

soy_viento

Quizás quieras leer esto también...

2 Responses

  1. Monica dice:

    Siempre es un placer leerte!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *